sábado, 12 de enero de 2008

La abuela Moses

Ann Mary Roberts (Abuela Moses) empezó a pintar con 76 años con un vigor que la llevó a terminar más de 1500 obras antes de su fallecimiento a los 101 años. Su vida no fue fácil, cinco de sus diez hijos murieron y llevó una vida de duro trabajo como granjera. Cuando murió su esposo, ella tenía 66 años y se negó a dejarse arrastrar por la tristeza. Siguió bordando telas, como siempre había hecho, hasta que un día no pudo hacerlo, se le caía la aguja. Fue entonces cuando agarró el pincel. Moriría con él en la mano.

"Miro mi vida como un día de trabajo bien cumplido, que ha sido efectuado y con el que estoy satisfecha. [] Hice lo mejor que pude con lo que el destino me brindó. Y la vida es lo que de ella hacemos, siempre lo ha sido, y siempre lo será".

Abuela Moses


7 comentarios:

Gabriel Antón dijo...

con ejemplos así casi dan ganas de hacerse mayor

Graciela GARCÍA dijo...

Ayuda a quitarse el miedo a envejecer, sí. Como este dicho: "para un tonto, la vejez es un amargo invierno; para un sabio es una época de oro"

Gabriel Antón dijo...

Bello. También te gustará éste, de Cesare Pavese:
"si no te gustan las personas mayores es porque le tienes miedo a la vida"

Iván dijo...

Me encanta la abuela Moses. Me encanta lo de mirar su vida como el día de trabajo bien cumplido, con el que estar satisfecho. Conseguir esa actitud es haber conseguido ser persona más allá de clichés propios y ajenos. Es haber conseguido ser auténtico, al menos del modo en que lo proyecto en mi mente.

Por cierto, el cuadro desprende energía en estado puro. Me ha dado un buen rollo tremendo, y mucha energía positiva, además de un sentido en el que trabajar que creo estar empezando a vislumbrar en mi día a día. Gracias por ayudar, amiga. Muac!

Graciela GARCÍA dijo...

Hola, tengo que pediros disculpas porque ha habido una confusión en este post. Esa obra no la hizo la abuela Moses sino otra norteamericana que empezó a pintar mayor. La imagen me la envió mi tutora de la tesis y me encantó, igual que a vosotros, así que corrí demasiado en asociarla a Moses, aunque ya veréis que el estilo es muy distinto. Ahora estamos intentando dar con su nombre y un catálogo de su obra que se extravió. Tengo ganas de ver más obras suyas, la verdad es que promete.

Óscar Marín Repollet dijo...

Que pena que no sepas el nombre, el dibujo está genial

Graciela GARCÍA dijo...

Hola Oscar, la autora se llama Elisabeth Layton.
Échale un vistazo a la página web oficial, seguro que te gusta:

http://elizabethlayton.com/

Un saludo